Tipos de chequeos y periodicidad

Los elevadores y ascensores en Badajoz son medios de transporte vertical que requiere de múltiples cuidados para poder funcionar correctamente en cualquier momento, la mayoría de estos de hecho requieren de verificación semestrales o anuales para chequear y evitar que ocurran incidentes futuros.

Los elevadores pueden haber de muchos tipos y sus mantenimientos suelen ser costosos pero necesario, lo mejor siempre es conseguir un servicio que se adapte a las necesidades y ofrezca una gran cantidad de opciones en cuanto a tarifas, teniendo en cuenta que se habla tanto de elevadores comunes como de carga, para vehículos y demás.

Muchos de estos elevadores a su vez tienen una forma muy particular de repararse pero debemos tener en cuenta algo muy particular en cada uno de ellos:

  • Una revisión se suele hacer de forma rutinaria
  • La mayoría de las veces se pueden encontrar algunas averías por lo que el ingeniero técnico o encargado de estos mantenimientos debe obligatoriamente hacer una sustitución de las piezas si no quiere que ocurran accidentes a largo plazo.
  • Muchos técnicos realizan modificaciones que se adaptan a leyes y normas de administración pública para mantener a los transportados seguros.
  • Necesitan realizar inspecciones ya sea mensual, semestral o anual.

Mantenimiento de elevadores en base al tiempo

Las revisiones de ascensores badajoz no son nunca las mismas y más si se trata de un mismo técnico quien las realiza de forma periódica, estas tienen sus estándares y reglas que se acoplan bajo una etapa de cada 6 meses y que comienza con un chequeo mensual.

Teniendo esto en cuenta podemos comenzar con:

  • Chequeo mensual:

El chequeo mensual se hace para una revisión básica de todo lo que es el ascensor, entre dichos componentes se encuentran las alarmas de mismo y el funcionamiento de la cabina, si esta está haciendo apertura de sus puertas y si dicho ascensor está realizando las paradas de forma gradual en aéreas especificas.

La señalización de las puertas también es algo que se examina en este entonces ya que hay dos sistemas de puertas  de piso, aquellas que se abren con el empuje de las compuertas internas, y las que se abren de manera inteligente y electrónica haciendo uso de un sistema.

  • Chequeo Trimestral

Al llegar al chequeo trimestral, nos encontramos con una práctica que suma lo mencionado anteriormente y también aplica una limpieza al foso del ascensor, este se hace para poder quitar de esta área cualquier obstáculo que pueda perjudicar el común funcionamiento de la cabina metálica.

La revisión de Frenos también se hace en este punto, el técnico suele hacer una limpieza tanto del cuarto de maquinas como de la pisadera de puertas que se ubica en la cabina. Finalmente tenemos que el aceite de motores y maquinas es chequeado en cuanto a niveles, se sustituye si es necesario y se resuelve rápidamente cualquier fuga que pueda tener la maquinaria en ese momento.

  • Chequeo Semestral

Si bien cada trimestre y mensualmente se hace un chequeo de las aéreas de un ascensor o elevador de carga, existen otros espacios que requieren un único chequeo cada 6 meses ya que no suelen averiarse con tanta facilidad, hablamos de chequeos por ejemplo a las luces de emergencia del elevador.

Otros chequeos que se hacen a nivel semestral son la limpieza y revisión de las puertas de cabinas, que después de un tiempo requieren de un engrase de bisagras para evitar ruidos molestos o un atascamiento de las mismas.

Chequeo de operador, del estado del patinaje y también una supervisión de la tensión de los cables, la verificación de cuadros y protecciones también se encuentran dentro del paquete.

  • Chequeo Anual

El chequeo Anual es  último paso y se realiza más que todo para verificar que absolutamente todos los componentes del ascensor estén operando correctamente y a su máxima capacidad. Se comienza con un chequeo directo de los amarres de la cabina, los de contrapeso y seguidamente de una limpieza a lo que son las rozaderas del mismo.

Seguido de esto se procede a verificar las articulaciones y el paracaídas de la cabina, luego los amarracables y la polea. Una vez se hace la verificación, se realiza una limpieza de refrigerador (solo si este se encuentra), del techo, el limitador y finalmente de los bajos de cabina.

Asociación

Comments are closed.