La marga es una materia no fabricada

Lamparas personalizadas

Vemos ocupaciones que se están perdiendo en la vida de Occidente, es muy extraño que haya personas que manejen el fango, la aleación o incluso la corteza que recubre al alcornoque sin añadir otros ingredientes que pueden variar su propia forma.

Vamos a indagar sobre la capacidad de manejar el lodo con el fin de realizar collares que tienen detalles muy bonitos. Y por supuesto con esta ocupación descubrimos la sabiduría de un pueblo, su poder adquisitivo, su estilo y la actividad comercial que mantiene con otros países.

La marga es una materia no fabricada por los seres vivos con lamparas personalizadas y sus singularidades son realmente la consistencia y sin duda su firmeza frente a las altas temperaturas, el viento e incluso el h2 o. Los seres humanos que habitaban en el planeta hace siglos descubrieron sus particularidades y por supuesto manejaban el fango con objeto de preparar los botijos. Y además la arcilla no conduce la energía y por supuesto no se estropea con sustancias tóxicas.

La porcelana consiste en moldear y cocer el barro ornamentando luego el florero.

En Jartum aún mantienen sistemas artesanales. Para comenzar mezclan la marga con h2 o y después modelan el objeto que les apetece. La ornamentación de la cerámica rifeña compagina la escritura mozárabe con temas relacionados con la flora y la fauna y elementos armónicos sin llegar a perder la naturalidad. En los talleres de Las ciudades del norte de áfrica hoy día se lleva de un sito a otro la arcilla con mucha humedad y seguidamente tiene que secarse al sol dos días. Una vez seca se parte en trocitos que se meten en agua y se pulimenta la mezcla.

Cuando crean las figuras, los ceramistas exhiben su inventiva y su maña. Las cazuelas se ponen luego a cocer con la intención de que se endurezcan. Los instrumentos para el secado no son todos iguales, en Jartum van a ser triangulares y se componen de 2 partes, la parte que quema la bencina y la parte en donde se ponen los objetos. Dentro de dicha cámara se apilan las jarras unas 6 horas llegando a alcanzar los 900 grados, deben meter las cazuelas cuidadosamente dado que deben de caldearse por todas partes.

El barniz del buzon rustico y por supuesto el color se consideran fundamentales a la hora de descubrir de que sitio procede la vasija, puesto que existen prácticas implantadas que se siguen llevando a cabo en la actualidad y naturalmente diferencian unas cerámicas de otras.

En rabat una vez cocida el cántaro se emplea un esmalte en tono blanco y después se barniza con amarillento o incluso azul y obviamente se pone en el horno otra vez.

Las administraciones deben posibilitar este trabajo con el propósito de que no desaparezca ya que en realidad es un oficio muy antiguo y además se le tiene un gran aprecio a día de hoy.

Las mujeres y los hombres desean hacer presentes que se salgan de lo común y por supuesto una buena opción va a ser personificar una jarra con los coloridos que nos apetezcan o tal vez ponerle algún letrero.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Asociación

Comments are closed.