Tés y Cafés Premium

¿Alguna vez has escuchado sobre el café de Brasil? Probablemente sí, es uno de los mejores café del mundo, en este gran país hay muchas zonas que se han dedicado a realizar un gran trabajo al producir grandes cantidades de café, pero el mejor de todos es producidos en la zona Sudeste de Brasil. Es exactamente en las Minas Gerais, ya que tienen las condiciones ambientales para crear el café perfecto.

En las Minas Gerais es una zona localizada en picos muy altos y están rodeados de los ríos principales del Amazonas, es por eso que tienen grandes números de producciones de este alimento. Desde la década de los colonizadores el café ha sido cultivado en esta zona, así que no es de asombrar que sigan siendo los números uno.

Hay muchos procedimientos para hacer que un café de especialidad sea el mejor, así que, a diferencia del café colombiano que es mucho más suave que la mayoría o del venezolano, que tiene un sabor más intenso, el café hecho en Brasil pasa por un proceso de elaboración más específico. Es por este motivo que también eleva mucho el valor de este producto, y por eso este país se especializa e invierte mucho en él.

CUÁL ES EL PROCESO DE ELABORACIÓN DEL CAFÉ DE BRASIL

Como dijimos antes, para llegar a tomar una buena taza de café de Brasil hay una gran cantidad de procedimientos previos para que puedas probarlo debes saber que el grano es madurado en varios niveles y cada uno de ellos tiene un sabor en particular. Para madurar un grano de café es necesario llevarlos a tanques que estén llenos de agua y que inicien un método donde floten.

Después de esto los granos son colocados afuera en grandes patios hechos de cemento o de ladrillos o donde los rayos del sol sean muy potentes, el café debe reposar ahí durante 30 días. El último paso para crear el café brasileño, después de que estén completamente secos, es poner grano por grano dentro de los molinos, que son máquinas creadas especialmente para esto. Una vez dentro de esta máquina se muele y se saca para meterla en el saco.

Aunque no lo creas, el café de especialidad de Brasil dura entre uno a dos meses en producirse y empaquetarse para que lo puedas tener en tu mesa todos los días. Cuando los granos son secados y empaquetados, también tienen que pasar por controles de calidad sumamente estrictos. Ahí es donde identifican el tipo de café que es, su precio y a qué países debe ser enviado.

Ahora que ya sabes de dónde viene el café de Brasil probablemente tendrás una mayor consciencia de su trabajo detrás de ello. Tal vez el café pueda ser un poco costoso, pero es necesario para costear la producción artesanal necesaria para que tengan ese sabor tan característico que te gusta. También puedes probar hacer el tuyo, ya que esta es una planta que se da en muchos medios ambientes, solo necesitas paciencia y dedicación.

Comparte este post....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Asociación

Comments are closed.